jueves, 24 de diciembre de 2015

XX Carta al destino. Albacete, 24 diciembre, 2015.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Estimado Sr Eddie,

¡Buenas tardes! ¿Qué tal va? No sé cómo empezar hoy exactamente, pero si quiero escribirle. Me apetece.

¿Sabe una cosa Sr Eddie? Esta tarde he escuchado un anuncio en la radio que decía algo así como: “Ya es Navidad en El Corte Ingles”. No sabía si cabrearme o reírme. ¿Hasta dónde puede llegar la estupidez de las personas? La Navidad no es llenar todo de colores y lucecicas, no me cansaré de decirlo, y mucho menos puede llegar a un centro comercial, la Navidad vive todo el año dentro de nuestros corazones en los pequeños gestos de cada día.

Pasado ya el día 22 de diciembre, día de la lotería nacional, este año se me ha aparecido la suerte en ese aspecto, pero tranquilo, no soy rico ni mucho menos, ni quiero.

¿Sabe lo que realmente me ha hecho rico este año? Mire, mi riqueza llego el día que mi padre encontró trabajo después de largos meses; mi riqueza, han sido los centenares de sonrisas que me han regalado los nenes el hospital… ha sido mi enriquecimiento de espíritu y fe.

Mi riqueza han sido mis notas de clase, fruto de mi esfuerzo y dedicación; mi riqueza ha sido despertarme con un beso de mamá cada mañana a pesar de que fuera muy temprano….
Mi riqueza, no es otra que cada una de las lágrimas que se están aburullando en mis ojos ahora mismo, pensando en tantas y tantas cosas…. Soy un afortunado.

Rico también, por las personas de mi vida que ahora son ángeles, esos que nos ven desde el cielo, pero que puedo decir a los cuatro vientos, que eran y son mi familia, mi gran familia. Gracias a Dios, por el regalo que tuve el día que llegué al mundo, pues ellos me estaban esperando ansiado.
Con el tiempo, también llegó la familia que elegimos, los amigos. Esa familia que varía con los años, pero aun así siempre hay con quien a pesar de los años puedes contar, todos ellos, son causa de mi fortuna.

Gracias…. Gracias señor Eddie, por hacerme feliz.

Le deseo a usted y a todos los lectores, una feliz navidad, vivida desde la Fe y con todo el cariño del mundo.

Y de esta forma, le envió estas palabras por medio de la estrella de Belén, para que de una forma u otra, se las haga llegar a la puerta de su morada. ¡¡Feliz Navidad Sr Eddie!!
Mis más cordiales saludos,


Manuel Candel



No hay comentarios:

Publicar un comentario